jueves, 4 de febrero de 2010

YA SE ACABÓ


Se detuvo el reloj
de tu hastiado corazón,
del mío, saltaron tres lascas lisonjeras.
En la noche última de barroca pasión
el pasillo se estrecha,
los minutos nos lastiman,
nuestro miedo de silencios se alimenta.

Quisiera olvidar pero no puedo
las arañas mordiendo tus labios,
tus pies amortajados,
los presagios acumulados
bajo tus párpados,
pesados, exigiendo
el último de tus lamentos.

Ya se acabó,
no hay perdones ni remiendos
frente a la ley de la guadaña,
ya se acabó,
se te voló el alma
a las puertas de este invierno,
estalló la ingrata mancha
sobre tu pecho,
ya se acabó,
no queda nada,
(ya se acabó)
cierra los ojos,
descansa…

Juan Antonio González Molina

14 comentarios:

  1. Me has dejado muda de belleza, Juan Antonio. Has sabido darle al dolor de la partida una hermosura que lo redime.

    Mi abrazo inmenso.

    ResponderEliminar
  2. Juan Antonio de verdad no puedo decir nada...

    Un abrazo grande

    ResponderEliminar
  3. que buen retrato, me gusta mucho la sensación que transmite.

    ResponderEliminar
  4. La guadaña y el polvo de estrellas.. es precioso..

    Acabo de leer las Nanas de la cebolla en un gadget a mi derecha. Esa poesia la leí hace muchísimo (muchisimo en mi mundo: 4 años) delante de toda la clase. Todos los demás eligieron raps y demás canciones de hiphop, porque era libre el tema. A saber por qué elegí a Miguel..

    ResponderEliminar
  5. Una bonita manera de contar el fin de una historia. "Ya se acabó", los errores del pasado han pasado factura y no hay vuelta atrás.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Afortunadamente, pudo empezar, para al final, poder acabar... El orden de las cosas. Muy lindo, estremece al leerlo!

    ResponderEliminar
  7. Duele cuando se termina. Aunque a veces sea una muerte anunciada.
    Duele el alma que se vuela y la guadaña y las arañas mordiendo labios que lastimaron.
    Y el reloj inoportuno, que ni en esos lúgubres momentos nos deja en paz.
    Duele cuando te duele, Juan Antonio.
    Cariños..

    ResponderEliminar
  8. No he podido evitar que se me encogiera el corazón y un escalofrío se escapara por mi espalda.

    ResponderEliminar
  9. escrito digno
    de ser impreso
    y
    leer en papel,
    leer en papel,

    a la sombra
    de un
    viejo árbol,

    desde ya.

    p4.-

    ResponderEliminar
  10. bien poeta!palabras con sentimientos...gracias!

    pd:vi la pelicula...hermosa
    lidia-la escriba

    ResponderEliminar
  11. lo peor es no saber darle cuerda al corazón.

    ResponderEliminar
  12. es como cuando recuerdas y te sale esa sonrisa y sabes que después de dos segundos te va a doler ( y mucho)

    un besito grande (el beso y el poeta)

    ResponderEliminar
  13. Felicidades, este blog ha sido seleccionado como uno de los cuatro aspirantes al blog de la semana en Poetízame.
    Poetízame es un blog de poetas, que pretende ser encuentro de autores y lectores de este género en particular y en general de cualquier obra literaria.

    La sección BLOG DE LA SEMANA tiene por objetivo reconocer aquellos blogs, preferiblemente de literatura, que merecen especial mención debido a la calidad de sus publicaciones, cantidad de ellas, originalidad y estética del sitio, sus autores, su compromiso social,... entre otros factores valorados en su conjunto, propuestos por los lectores de Poetízame y seleccionados por Poetízame para su candidatura.

    Posteriormente, y en la semana previa al fallo, se someten a votación en este blog por parte de todo aquel que quiera prestar su voto , siendo elegida la bitácora que presente más votos. En caso de empate, serán los administradores de Poetízame quienes elijan el que ostentará tal mención, pasando el blog no elegido a formar parte de los candidatos para la siguiente semana.

    Para participar entra simplemente en http://poetizame.blogspot.com y al final de la página está la encuesta donde podéis dejar vuestras votaciones.
    Desde aquí animo a todo el mundo a participar. Y mucha suerte.

    P.D: Recordar que esta mención, por ahora es exclusivamente honorífica, aunque en un futuro no se descarte otro tipo de prestación.

    ResponderEliminar

NANAS DE LA CEBOLLA

La cebolla es escarcha
cerrada y pobre.
Escarcha de tus días
y de mis noches.
Hambre y cebolla,
hielo negro y escarcha
grande y redonda.

En la cuna del hambre
mi niño estaba.
Con sangre de cebolla
se amamantaba.
Pero tu sangre,
escarchada de azúcar
cebolla y hambre.

Una mujer morena
resuelta en lunas
se derrama hilo a hilo
sobre la cuna.
Ríete niño
que te traigo la luna
cuando es preciso.

Tu risa me hace libre,
me pone alas.
Soledades me quita,
cárcel me arranca.
Boca que vuela,
corazón que en tus labios
relampaguea.

Es tu risa la espada
más victoriosa,
vencedor de las flores
y las alondras.
Rival del sol.
Porvenir de mis huesos
y de mi amor.

Desperté de ser niño:
nunca despiertes.
Triste llevo la boca:
ríete siempre.
Siempre en la cuna
defendiendo la risa
pluma por pluma.

Al octavo mes ríes
con cinco azahares.
Con cinco diminutas
ferocidades.
Con cinco dientes
como cinco jazmines
adolescentes.

Frontera de los besos
serán mañana,
cuando en la dentadura
sientas un arma.
Sientas un fuego
correr dientes abajo
buscando el centro.

Vuela niño en la doble
luna del pecho:
él, triste de cebolla,
tú satisfecho.
No te derrumbes.
No sepas lo que pasa
ni lo que ocurre.